Hace poco que Groupon se lanzó a la bolsa de comercio electrónica en los Estados Unidos (tocamos el tema vía TWITTER en su tiempo también). Se hablaba mucho del tema en los medios especializados, y el Wall Street Journal no paraba de publicar en las semanas previas sobre el posible monto de su Primera Oferta Pública de Venta (Initial Public Offering; IPO en inglés). Los primeros días del pasado mes de noviembre, la apertura a la bolsa de Groupon fue todo un éxito: un alza por sobre el 31% sobre su IPO sólo el primer día en el NASDAQ (ver enlace a la noticia del Wall Street Journal AQUI). Pero el encantó duró poco. Antes de cualquier análisis, he aquí el gráfico (extraído desde la página de la bolsa electrónica NASDAQ) y algunas cifras:

  • Groupon se lanzó al mercado el 4 de Noviembre de este año, con un precio por acción de US$20 (IPO)
  • El primer día, el precio había subido a US$26,11
  • El 18 de Noviembre, el precio había llegado a un peack de US$26,19
  • 10 días después, el 28 de Noviembre, el precio termina una estrepitosa caída: llega a los US$15,24
  • Desde entonces el precio comienza a recuperarse, hasta llegar a los US$23,48 el 9 de Diciembre. Hasta el día de hoy el precio se ha mantenido "estable" entre el rango de los US$22 y los US$23,48.
Aunque, "Truth Be Told" (La Verdad Sea Dicha), es cierto que este tipo de situaciones pueden ser comunes, sobretodo al referirnos a la primera oferta pública (IPO) y más aún de una compañía con una tecnología y (sobretodo) un modelo de negocios tan nuevo e innovador como el de Groupon. Entonces ¿Por que escribir esto? A pesar de que esta situación de tan alta volatilidad en el precio de las acciones pueda ser considerada normal en una compañía con las características antes mencionadas, esto no evita que dejemos de preguntarnos por el REAL negocio tras todo esto y, por cierto, también de recordar. Hoy el negocio de las redes sociales mueve miles de millones de dólares, y muchas de las compañías más prominentes cuentan con grandes participaciones bursátiles, capitalizando a través de la bolsa la mayor parte de su patrimonio. Tres cosas son las que, creo, es importante recordar al enfrentar este tipo de noticias:
  • El mercado de acciones es, en su sentido más puro, un instrumento de financiamiento. No es el negocio de una compañía "en sí".
  • El negocio de la mayor parte de las compañías por Internet (hablemos de redes sociales) es la publicidad.
  • Parece pertinente preguntarse por el impacto real de esa publicidad en los mercados a los que (valga la redundancia) impacta.